Por Suso do Madrid

Planteada la convocatoria de un referéndum unilateral de independencia para Cataluña, llegados a este punto y con el socialista Iceta dispuesto a pedirle a Puigdemont que cambie promesas por apoyos, ha llegado la hora de la sociedad española. La cuestión exige la implicación de la ciudadanía, más allá de las siglas de los partidos con representación parlamentaria.
cl6hbumwmaaxvou
En España hay algunas iniciativas sociales frente al secesionismo, pero hace falta una movilización transversal y plural, que haga valer en las calles, en los medios de comunicación y en las instancias civiles el sentido de pertenencia y cooperación. Los mecanismos institucionales funcionarán, pero su alcance es limitado si no se registra un movimiento ciudadano de promoción y defensa de la unión entre todos los españoles.

En tiempos de hartazgo político en los que la ciudadanía parece reclamar mayor participación en los asuntos públicos, este es un asunto prioritario para alcanzar, como tantos dicen soñar, una nueva política.