De acuerdo con el Programa Venezolano de Educación – Acción en Derechos Humanos (Provea), los colectivos son una especie de ‘paramilitares’.

Rafael Uzcátegui, coordinador general de Provea, dijo al medio Infobae que en Venezuela hubo un periodo muy corto de lucha armada (años 60), “luego llegó el proceso de pacificación, en el que muchos pasaron a la lucha legal y otros quedaron en zonas rurales y urbanas y como disidencia en las universidades públicas”.

Uzcátegui comentó que eso es importante para entender que esos “herederos de la lucha armada” se agruparon en barrios populares del oeste de Caracas, como el 23 de Enero.

Añadió que gobiernos anteriores al de Hugo Chávez no los enfrentaron y lograron una especie de convivencia. Al llegar Chávez, estos grupos tomaron protagonismo al incorporarse a la alianza de su gobierno.

“Llega un momento en que se comienzan a dividir y empiezan a aparecer nuevos grupos bajo la figura de ‘colectivos’ que comienzan a tener una abierta actuación delincuencial”, dijo Uzcátegui, quien agregó que algunos eran guardaespaldas de funcionarios.

Pero con la muerte de Chávez se perdió a quien ejercía autoridad sobre ellos y se dividieron en apoyo a diferentes líderes oficialistas, indicó Provea.

Provea asegura que el Estado los financia con planes sociales. También que no todos realizan actividades ilegales.

Además, desde 2013 iniciaron con labores de “seguridad ciudadana” y en 2014 ya eran parte de la represión a manifestantes, según Provea.

Pese a la represión que ha habido durante las protestas de las últimas tres semanas, la oposición convocó para hoy a un “gran plantón nacional”.

El vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara, dijo que con esta protesta pretenden tomarse las principales vías de cada estado del país y permanecer en ellas todo un día como rechazo a la ‘dictadura’, según el diario venezolano El Nacional.

Quieren llevar a “un nivel superior” la presión contra el presidente Nicolás Maduro.

En tanto, ayer el canciller peruano, Ricardo Luna, propuso que el Vaticano y 12 países de la OEA que siguen dicha crisis, sean mediadores en la crisis que afecta a Venezuela, dice AFP.

En tanto, Maduro pidió a los expresidentes mediadores del diálogo anterior que visiten el país para ‘conversar’.