Los afortunados turistas serán los únicos tripulantes de Dragon, que despegará en 2018 desde la plataforma 39A del complejo de Cabo Cañaveral, Florida.
Los afortunados turistas serán los únicos tripulantes de Dragon, que despegará en 2018 desde la plataforma 39A del complejo de Cabo Cañaveral, Florida.

Dos personas se convertirán el próximo año (2018) en los afortunados turistas espaciales gracias a la nave Dragon, que los llevará a la luna durante una semana.

La travesía forma parte de una de las iniciativas de la empresa privada estadounidense SpaceX que cuenta con apoyo de la NASA para este proyecto. Voceros de la compañía revelaron que se trata de dos particulares que acudieron voluntariamente a la empresa manifestando su voluntad de viajar a la luna.

Se ha previsto que una vez que aprueben los exámenes físicos y médicos necesarios para el entrenamiento y el viaje darán a conocer sus nombres. SpaceX indicó, además, que este viaje tiene como objetivo dar un paso más en su fin último que es transportar seres humanos a Marte.

Los afortunados turistas serán los únicos tripulantes de Dragon, que despegará en 2018 desde la plataforma 39A del complejo de Cabo Cañaveral, Florida. La misma del lanzamiento de las misiones lunares del programa Apolo. La vuelta a la Luna será posterior a otros vuelos que la empresa planea con astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional (EEI) como parte del Programa de Tripulación Comercial de la agencia espacial estadounidense.

“Esto presenta una oportunidad para que los seres humanos regresen al espacio profundo por primera vez en 45 años y viajen más y más hacia el Sistema Solar que antes”, señaló SpaceX en un comunicado.