El subcomité de la Cámara de Representantes del estado de Florida (EE.UU.) aprobó un proyecto de ley que convierte en delito que los transexuales utilicen baños públicos que no correspondan con su sexo de nacimiento.

La propuesta HB 583 de Instalaciones para un Solo Sexo fue aprobada el miércoles en una audiencia en la que se examinó esta normativa impulsada por el republicano Frank Artiles, que debe pasar todavía algunos trámites para ser ley.

En un comunicado, Artiles señaló que se trata de una “legislación de sentido común que protege a las familias de Florida, algo que así entendió el comité”.

La Unión Americana de Libertades Civiles de Florida (ACLUF) había pedido en una carta a la Cámara de Representantes del estado que rechazase el proyecto de ley, porque, en su opinión, “denigra” tanto a los transexuales como a los que no lo son, además de “deshumanizar” a los primeros.

La carta de la ACLUF, firmada por más de 40.000 personas, solicitaba que se desestimase esta normativa que “invita a la “humillación y el acoso a cualquier persona que no sea considerada suficientemente femenina o masculina ante los ojos” de los demás.

“Las personas transgénero de Florida ya se enfrentan a bastante acoso y discriminación en el lugar de trabajo, en nuestras escuelas, en la calle, y sí, en los baños”, afirmó la directora de Política Pública de la ACLUF, Michelle Richardson, quien testificó en contra de este proyecto de ley durante la reunión del comité.

La ley castiga especialmente a los transexuales al considerar “delito menor en primer grado” el uso de los baños públicos designados para “mujeres, chicas o señoritas o personas del sexo femenino” por aquellos que no lo sean.

La ley también limitaría el acceso a los baños públicos para hombres a las “mujeres biológicas”.

La normativa defendida por Artiles define las instalaciones públicas para personas del mismo sexo como “baños, vestuarios, duchas y cualquier otro tipo de instalación donde haya una razonable expectativa de privacidad” y designados para “uso solo de personas del mismo sexo”.

Los baños y otras instalaciones públicas son “lugares de creciente vulnerabilidad y presentan un potencial para delitos contra los individuos (…) como violación, voyeurismo y exhibicionismo”, según lo describió Artiles.

La ley deberá ahora pasar al Subcomité de Operaciones del Gobierno de Florida y luego al Comité Judicial, señaló el canal de televisión NBC 6.