La policía egipcia intentó proteger a los jugadores.

Setenta y tres personas fallecieron este miércoles por la noche en choques que estallaron después de un partido de fútbol entre dos equipos egipcios en la ciudad de Puerto Said (norte), según un nuevo balance hospitalario.
Los enfrentamientos entre los hinchas del Al Masri y del Al Ahli causaron 73 muertos y cientos de heridos, según datos recabados en varios hospitales de Puerto Said.