Juan Manuel Santos, presidente de Colombia.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, se solidarizó este miércoles con el Ejército de su país ante el fallo judicial que lo insta a que pida perdón por los hechos del Palacio de Justicia, destruido en 1985 por una toma rebelde y una retoma militar que dejaron más de un centenar de muertos y desaparecidos.
“Ponerlo en la picota a que pida perdón, más bien nosotros le pedimos perdón al Ejército”, afirmó el gobernante durante un acto gubernamental en la ciudad de Cali (suroeste).
Santos consideró que son los colombianos los que deben pedir perdón al Ejército por el sacrificio que ha hecho posible que sus compatriotas tengan libertad, miren el futuro con más esperanza y puedan tener tranquilidad.
“Más bien nosotros le pedimos perdón al Ejército por no haber sido lo suficientemente enfáticos en la admiración que le tenemos, en el respeto, en la gratitud que sentimos por todos nuestros soldados de tierra, mar y aire”, añadió el jefe del Estado.
“No hay palabras suficientes para que los colombianos podamos manifestar nuestra admiración y nuestra gratitud por los soldados de tierra, mar y aire y por los policías de Colombia”, insistió Santos, quien los tuvo a ellos bajo su mando, como ministro de Defensa.
El gobernante fue titular de Defensa de 2006 a 2009, por designación del ahora expresidente Álvaro Uribe (2002-2010).
En la misma intervención, Santos se refirió a otro apartado de la sentencia judicial, que exhorta a que se solicite al fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), el argentino Luis Moreno Ocampo, para que considere investigar al exgobernante Belisario Betancur (1982-1986) por los mismos hechos.
Santos dijo que no podía permanecer silencioso ante un fallo que a estas alturas pide que una corte internacional procese a Betancur, presidente por la época de la tragedia, por el caso del Palacio de Justicia.
“Eso no tiene ningún sentido jurídico y de ninguna naturaleza”, apuntó el mandatario, quien también pidió perdón al exgobernante por el llamamiento judicial.
En una sentencia divulgada el pasado lunes, el Tribunal Superior de Bogotá exhortó a llevar el caso de Betancur ante la CPI y llamó al Ejecutivo y al Ejército a que en el transcurso de los próximos tres meses hagan un acto público de perdón a las víctimas del Palacio de Justicia.
Ambos llamamientos son decisiones adicionales adoptadas por dicho tribunal dentro del fallo de segunda instancia con el que confirmó la pena a 30 años de prisión que le había sido impuesta al coronel Alfonso Plazas Vega, ahora en retiro, por los desaparecidos en la edificación judicial.
La decisión se derivó de un recurso de apelación de la defensa del militar a la condena que le impuso en primera instancia, en junio de 2010, la jueza María Stella Jara.
Plazas es el primer militar condenado por los hechos del Palacio de Justicia, que comenzaron el 6 de noviembre de 1985 y terminaron al día siguiente en tragedia, con el edificio destruido por las llamas y las armas pesadas.
Un centenar de personas, incluidos magistrados, perdieron la vida allí y una decena fueron declaradas desaparecidas.