El cantante de música mexicana, Vicente Fernández, anunció este jueves su retiro de los escenarios en 2013, pero no descartó seguir grabando discos y hacer presentaciones en televisión.
El anuncio lo hizo en una conferencia de prensa y más tarde explicó sus razones en una entrevista con el periodista Joaquín López Dóriga.
Comparó su situación a la de un boxeador.
Compartió que desea retirarse como campeón y sin dar lástimas.
“Me siento muy contento de no haberle fallado al público”, dijo a López Dóriga.
Afirmó que le debe respeto al público y que había que tener el valor suficiente para retirarse de una carrera, “que es mi vida y a la que quiero más en esta vida depués de a mi mujer ya mis hijos”.
Explicó que prefiere retirarse ahora antes de salir en silla de ruedas a los escenarios.
“Hay que tener dignidad (…)El problema es hasta cuándo tendré la facultad para cantar tres horas diarias”.
Dijo que el año que viene se dedicará a disfrutar de sus hijos y sus nietos.
“Me siento fuerte todavía”, aseguró.
Aseveró que su última aparición podría ser en un escenario de San José o de Las Vegas, “según el día que caiga el día del guajolote”.
Sin embargo, no descartó que su adiós definitivo sea en la Plaza México.