Los tornados son fenómenos naturales que pueden ocurrir en cualquier momento y en cualquier región del país ocasionando a su paso daños irreversibles, pérdidas materiales y hasta la muerte. Es por eso que ante una amenaza de tornado es recomendable estar preparado y tomar las medidas preventivas necesarias para mantenerse a salvo.

A continuación podrás ver algunas importantes recomendaciones que te indicarán lo que debes hacer antes, durante y después de un tornado:

Antes de un tornado:

Ten siempre preparado un equipo de emergencia y un botiquín de primeros auxilios
Lleva contigo teléfonos celulares, linternas de mano, radio portátil y baterías de repuesto
Protege tus documentos importantes, como pasaporte, licencia de conducir, tarjeta del Seguro Social, seguro de casa y auto, entre otros.
Acuerda con tu familia o amigos un punto de encuentro o contacto de emergencia de algún conocido o familiar lejano a donde podrán acudir después del tornado

Durante un tornado:

Escucha los informes de radio o televisión
Refúgiate en un lugar donde puedas estar protegido, puede ser un sótano, un corredor central o un closet. Mantente alejado de ventanas, puertas o libreros.
Protégete de objetos que pueden ser llevados por el viento (mesas, sillas, puertas, etc.)
Mantén la calma y ayuda a tranquilizar a quienes se encuentran contigo

Después de un tornado:

Espera que las autoridades anuncien que ha pasado el peligro antes de salir.
No conduzcas o camines por calles llenas de escombros o sobre estructuras inestables
Mantén un registro de los costos de reparación y pérdidas materiales para presentar un reclamo a tu aseguradora.

Recuerda que siempre es importante contar con un buen seguro para resguardar los bienes materiales y proteger tu vida y la de tu familia. Si ya posees un seguro y necesitas asistencia o hacer algún reclamo en caso de una catástrofe, contacta a tu agente de seguros que te brindará la ayuda necesaria.