El Departamento de Seguridad Nacional dijo el jueves que dará su “sello de aprobación” a las firmas que acepten voluntariamente utilizar un programa electrónico para verificar el estatus inmigratorio de sus trabajadores.

La secretaria Janet Napolitano dijo que el público debe saber cuáles empresas aplican la ley. El problema es que el programa, llamado E-Verify, aún está en proceso de desarrollo, y la ley no obliga a los empresarios a usarlo, sino a utilizar un sistema de formularios en papel.

Unos 169.000 de los 7 millones de empleadores en Estados Unidos ya usan E-Verify. Napolitano hizo el anuncio en una reunión de empleadores sobre la aplicación de las leyes inmigratorias.