La carretera de Yurimaguas a Tarapoto fue bloqueada y se anuncia una huelga indefinida en toda la Amazonia. El presidente Alan García dice que el país no cederá al chantaje e insiste en que hay una conspiración contra el Perú.

El foco de tensión, concentrado entre los kilómetros 4 y 17 de la carretera que une a las dos ciudades, inició una cuenta regresiva.

Tras 34 días de paralización de esta vía, continúa bloqueada por más de 1.000 manifestantes, entre ellos nativos de las etnias CocamaCocamilla, Candoshi, Shawi y Shibilo. Eso ha ocasionado un desabastecimiento de combustible y podría generar graves problemas en el suministro eléctrico de ambas ciudades.

Ya está un contingente policial en Tarapoto, que podría desalojar en las próximas horas a los manifestantes. Mientras, las denuncias de enfrentamientos y cuerpos encontrados no cesan en Amazonas y en Loreto. La última se registró en Ciro Alegría, Bagua.

Allí, según Canal N, una gresca entre nativos y policías dejó un comandante muerto y un mayor herido. Pero fuentes militares desmintieron el hecho.

Otro suceso se presentó en Loreto. El dirigente nativo del Comité de Lucha Indígena, Wagner Musoline, aseguró a El Comercio (de Lima) que dos grupos de 500 nativos cada uno habrían tomado el lote 1AB, ubicado en la provincia Datem, del Marañón, y la batería Huayuri, en el distrito Trompeteros, provincia de Loreto Nauta, ambas de la empresa Pluspetrol. No obstante, la compañía dijo en un comunicado que en ambos lotes no tenían problemas.

Por su parte, el viceminis tro del Interior, Wilson Hernández, informó que no había reportes de disturbios en los aeródromos de Andoas o Villa Trompeteros, donde, según indígenas, se habrían producido actos de violencia.

Hernández agregó que se había recuperado el cuerpo sin vida del comandante PNP Miguel Montenegro, quien desde el viernes estaba desaparecido. Este era el jefe del destacamento policial que vigilaba la estación 6 de Pluspetrol y fue secuestrado por los nativos.

También dijo que se había rescatado con vida al sub oficial Paulo Paredes. Hasta el lunes eran 24 policías y 11 civiles los muertos.

Mientras tanto, en la provincia de Utcubamba, departamento Amazonas, se hallaron tres fusiles AKM, una gran cantidad de municiones, uniformes y cascos de los policías asesinados el viernes en la Curva del Diablo y en Siempre Vi va. Estos estaban en poder de tres nativos, en el centro pastoral de la iglesia católica en Bagua Grande; ellos luego fueron detenidos.

Mientras tanto, Alberto Pizango, el líder del movimiento indígena que protesta, podría recibir 35 años de cárcel por rebelión, ataque a las FF.AA. y homi cidio calificado, se informó..

A propósito, Pizango se refugió en horas de la tarde del lunes en la Embajada de Nicaragua en Lima, en busca de asilo, informó el primer ministro Yehude Simon ante una comisión del Congreso peruano. Se espera una sesión urgente del Pleno.