Un total de 42 niños han muerto por el incendio ocurrido el viernes en una guardería de la ciudad mexicana de Hermosillo, dijo el domingo en la noche el titular del Seguro Social mexicano, Daniel Karam.

“En el último reporte tenemos 42 defunciones y 33 hospitalizados”, dijo Karam sin dar más detalles en conferencia de prensa en Hermosillo, capital del estado de Sonora.

Hasta la mañana del domingo el número de menores muertos era de 41, mientras que la vida de otros 12 pendía de un hilo.

El incendio se registró el viernes durante la hora de la siesta de los niños que quedaron atrapados entre el humo y las llamas que devoraron los pequeños colchones de cunas y camas altamente inflamables.

En ese momento, en la guardería había 142 menores y algunos de ellos murieron al derribarse el techo en el área de cunas.

El inmueble era un gran bodegón antes de ser una guardería que cuidaba sobre todo a niños pobres, ubicada en una calle sin asfalto y que tenía sólo dos puertas, una de las cuales nunca se abrió. Además contaba con sólo cinco ventanas en lo alto de sus muros.