En una entrevista difundida tarde en la noche por la red televisiva latinoamericana Telesur, Ramírez expresó que los precios del crudo seguían siendo hoy relativamente más bajos en términos verdaderos de lo que estaban durante las crisis petrolera de la década 1970, pero advirtió que eso podría cambiar.

“Haciendo precisión, los precios que estamos viendo hoy son a los dólares de hoy. Para nosotros tener un equivalente de los ingresos que se tuvieron en los años 1970, 1974 tendría que dar el precio del petróleo cercano a los 100 dólares por barril”.

Al ser preguntado sobre si los precios del petróleo podrían alcanzar los 100 dólares por barril, Ramírez respondió que “podría llegar” a ese nivel “teniendo (en cuenta) algunos factores”

El precio del petróleo subió el jueves y se ubicó en 74,54 dólares por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York, en medio de luchas entre Israelí y Jezbolá y después que un informe del gobierno de Estados Unidos mostró un aumento inesperado de las reservas de gasolina.

El alto funcionario venezolano añadió que la volatibilidad de los precios “es parte de una confrontación internacional, permanente entre los países productores y los intereses de los países consumidores”.

Señaló que “no es posible” que los precios regresen a los “niveles que estaban hace dos o tres años”, de cerca de 20 dólares por barril. Añadió que “en algún momento se va a estabilizar, pero hay que esperar”.

Temprano el jueves en una entrevista difundida por la televisora privada venezolana Venevisión, Ramírez dijo que podría debatir sobre precios con otros miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en Katar, en donde se encontraría con algunos ministros que participan en una conferencia de países exportadores de gas natural.

Ramírez viajaba con el presidente Hugo Chávez, quien llegó a Katar el jueves después de una visita a Rusia, como parte de una gira internacional.

El ministro declaró que tendría la ocasión de hablar con otros ministros de la OPEP en Katar sobre la “situación del mercado, lo que está pasando, cómo está influyendo la situación en el Medio Oriente sobre los precios que estamos viendo, que como reitero, no tiene mucho que ver y lamentablemente está fuera del control de la OPEP, porque atiende fundamentalmente problemas de la geopolítica”.

Ramírez, que también funge como presidente de la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) señaló que los límites en la capacidad mundial de refinación y de los miembros de la OPEP de aumentar la extracción de crudo hacen difícil frenar la escalada en los precios.

Agregó que esa combinación de factores desembocó en que “desde hace un año, aproximadamente, la banda de precios desapareció”, ahora tenemos una situación de mercado completamente distinta” en la que los precios se han incrementado constantemente.

Estas preocupaciones serían analizadas con algunos miembros de la OPEP de manera informal, antes de la próxima reunión de la organización en septiembre, en Viena.

Venezuela es el quinto mayor exportador de crudo del mundo y un importante surtidor del mercado estadounidense.