Así van los núros al momento de esta información.

La estadística reciente señala que el ganador del duelo Barcelona-Real Madrid acostumbra a proclamarse campeón de la liga española, pero el clásico 233 que se disputa hoy va mucho más allá del interés por sumar los tres puntos.

El duelo entre azulgranas y madridistas (10:15) es también, de nuevo, el de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, los dos astros del fútbol mundial que se reparten los últimos ocho trofeos al Balón de Oro.
El duelo entre azulgranas y madridistas (10:15) es también, de nuevo, el de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, los dos astros del fútbol mundial que se reparten los últimos ocho trofeos al Balón de Oro.

Actualmente manda el Madrid con 33 puntos en la liga tras 13 fechas y con una racha invicta de 31 partidos en todas las competiciones. Poco le importa al equipo de Zinedine Zidane, vigente campeón de la Liga de Campeones, la forma en que acumula triunfos y títulos. Llega como mejor visitante de la liga, es el que también más ha goleado de la mano de Cristiano, máximo artillero con 10 anotaciones.

“Estar por delante no significa nada. Siempre nos jugamos mucho. No hacemos cálculos”, aseguró Zidane. “Ellos son los campeones, y los campeones siempre son buenos en los partidos grandes”.

El Barça mira al acérrimo rival desde la posición de escolta, seis puntos abajo y con notable inquietud, tras hilvanar dos empates ligueros ante Málaga y Real Sociedad.

Pese a anotar su noveno tanto liguero, Messi anduvo lejos de su nivel habitual. El último tanto de La Pulga al Madrid data de 2014, una prolongada sequía que amenaza con romperse para seguir por delante de Cristiano en su particular cara a cara, donde manda el argentino con cifra récord de 21 dianas en los clásicos, cinco más que el atacante madridista.