Torres ha declarado a los medios de comunicación que "por suerte ha quedado todo en un susto".

Torres ha declarado a los medios de comunicación que “por suerte ha quedado todo en un susto”.

El delantero del Atlético de Madrid Fernando Torres ha abandonado esta mañana el hospital Modelo de La Coruña, donde ha pasado la noche tras el traumatismo craneoencefálico que sufrió durante el partido ante el Deportivo.

Torres ha declarado a los medios de comunicación que “por suerte ha quedado todo en un susto”, después de pasar buena noche y someterse a una resonancia magnética cervical para confirmar definitivamente que estaba bien.

El jugador sufrió un fuerte golpe en un choque aéreo con Álex Bergantiños en el minuto 84 del partido de la vigésimo quinta jornada de la Liga y cayó desplomado e inconsciente sobre el césped del estadio de Riazor.

Allí fue atendido inmediatamente por sus compañeros, por los jugadores del Deportivo y por los servicios médicos de ambos clubes, antes de su traslado al hospital coruñés, donde se le realizó un TAC craneal y cervical y se descartaron alteraciones y lesiones traumáticas.