Dos mosquitos tropicales portadores de enfermedades fueron hallados por primera vez en territorio continental de Estados Unidos cerca del área de Everglades, en Florida.

Los científicos involucrados en la detección dicen que esto pudiera aumentar el riesgo de que los virus transmitidos por mosquitos afecten a personas y aves, pero las autoridades de salud del estado afirman que es demasiado pronto para hacer sonar las alarmas.

Los mosquitos, procedentes de Latinoamérica y el Caribe —Culex panocossa y Aedeomyia squamipennis— fueron atrapados en octubre en áreas rurales colindantes con el Parque Nacional Everglades por el entomólogo Nathan Burkett-Cadena, de la Universidad de Florida, y Erik Blosser, del Laboratorio de Entomología Médica de Florida.

El estudio es publicado por las revistas Journal of Medical Entomology y Acta Tropica.

Ambas especies de mosquito pueden ser halladas en unas pocas islas del Caribe, así como en México y naciones de Sudamérica. Dichos insectos depositan sus huevos en hojas de pistia, una plana acuática invasiva que flota en los canales, drenajes y otras vías fluviales que cruzan barrios de la Florida.

“‘Centenares’ es substancial, especialmente cuando tienen un centenar en una sola trampa. No se trata de un espécimen solitario soplado por una tormenta, es una especie reproduciéndose”, dijo Burkett-Cadena.

Unas 15 especies invasivas de mosquitos viven ahora en Florida, incluyendo nueve que han arribado en la última década. Una de ellas, Aedes aegypti, transmite el virus de zika, junto con el dengue y la chikungunya.

Los arribos son otro indicio de que el cambio climático, junto con el aumento del turismo y el comercio global, han hecho a Florida más acogedora para especies exóticas, dice Burkett-Cadena.

Una funcionaria de salud de Florida dijo que no hay causa inmediata de alarma.

“Hemos visto algunas especies invasivas de mosquitos en Florida que se han vuelto significativas y otras no”, dijo la portavoz del Departamento de Salud Mara Gambineri en un mensaje electrónico el martes.

Una de cada 200 especies de mosquito en el mundo transmite enfermedades a humanos. El Culex panocossa puede transmitir encefalitis equina venezolana, una familia de virus que incluye a virus de los Everglades.

El mosquito oriundo de Florida que Burkett-Cadena y Blosser esperaban atrapar también transmite el virus de los Everglades, pero raramente tiene la oportunidad de infectar a humanos porque no sale de su hábitat en los pantanos.