Un puente que se eleva más de 500 metros por encima del curso de un río, y presentado como “el más alto del mundo” fue abierto el jueves a la circulación en China, donde une dos provincias de montaña del suroeste del país.

El puente Beipanjiang culmina a 565 metros por encima de un río, indicó el departamento de Transportes de Guizhou en un comunicado.

Esta nueva infraestructura permitirá unir las ciudades de Xuanwei, en la provincia Yunnan, y de Shuicheng, en la de Guizhou, en una hora, contra más de cuatro previamente, se felicitó Duan, un camionero interrogado por la agencia oficial Xinhua tras la apertura del puente.

El puente, de 1.341 metros de largo, requirió una inversión de más de 1.000 millones de yuanes (144 M de dólares, 138 M de euros), según el Diario de Guizhou.

Destrona al puente del Río Si Du, en la provincia de Hubei (centro), como el más alto del mundo, aseguró previamente el gobierno provincial de Guizhou.

Muchos de los puentes que franquean valles muy profundos están en China, pero el de mayor altura -midiendo la estatura de sus pilares y no la distancia que entre la calzada y la superficie abajo- sigue siendo el viaducto de Millau, en Francia, con sus 343 metros.

El puente, de 1.341 metros de largo, requirió una inversión de más de 1.000 millones de yuanes (144 M de dólares, 138 M de euros), según el Diario de Guizhou.
El puente, de 1.341 metros de largo, requirió una inversión de más de 1.000 millones de yuanes (144 M de dólares, 138 M de euros), según el Diario de Guizhou.