Con hit decisivo del emergente Coco Crisp en la séptima entrada, los Indios de Cleveland vencieron este viernes 1×0 a los Cachorros de Chicago y se fueron 2-1 al frente en la Serie Mundial de béisbol.

Los Indios estuvieron a punto de abrir el marcador desde el cuarto capítulo por sencillos del boricua Francisco Lindor y el dominicano José Ramírez con un ponche intercalado.
Los Indios estuvieron a punto de abrir el marcador desde el cuarto capítulo por sencillos del boricua Francisco Lindor y el dominicano José Ramírez con un ponche intercalado.

Luego Lonner Chisenhall bateó roletazo que sirvió para forzar en segunda a un corredor y el abridor Kyle Hendricks metió el brazo con hombres en primera y tercera para abanicar al también boricua Roberto Pérez.

La ‘Tribu’ volvió a amenazar en el quinto al llenar las bases por sencillo de Tyler Naquin, y tras un out, boleto al quisqueyano Carlos Santana y desbol a Jason Kipnis, provocando la expulsión de Hendricks, pero el relevista Justin Grimm se encargó de apagar el fuego.

Grimm metió el brazo y obligó al peligroso Lindor a batear para dobleplay vía 4-6-3.

En el séptimo, los Indios abrieron por la registradora con metrallazo de Crisp por la pradera derecha, para remolcar la única carrera del juego.

Al cierre de esta entrada, después de dos outs, el cubano Jorge Soler ligó un triple por los Cachorros, pero se quedó anclado en tercera al conceder el boricua Báez el tercer out.