El National Institute of Advanced Industrial Science and Technology (AIST) y el propio gobierno de Japón buscan crear una supercomputadora que sea la más rápida, pero también la más eficiente en su consumo energético, que consuma cinco veces menos electricidad que el modelo más avanzado del país, la Oakforest-PACS.

Bajo el nombre de AI Bridging Cloud Infrastructure, o ABCI, esta supercomputadora será ensamblada en las instalaciones de la Universidad de Tokio, en su campus de Kashiwa, y tendrá un costo de USD $173 millones.

Si la gente del AIST tiene éxito con su proyecto, su nueva supercomputadora podrá realizar 130 cuatrillones de cálculos por segundo. De modo que estos 130 petaflops estarían por encima de los 93 logrados por la Sunway TaihuLight en China.

La creación de la ABCI sería una reacción directa a la estrategia de políticas públicas del Primer Ministro de Japón Shinzo Abe, quien busca impulsar proyectos de Inteligencia Artificial que posicionen a su país como líder en el campo
La creación de la ABCI sería una reacción directa a la estrategia de políticas públicas del Primer Ministro de Japón Shinzo Abe, quien busca impulsar proyectos de Inteligencia Artificial que posicionen a su país como líder en el campo

.