Un estudio de la OMS reveló que en América Latina y el Caribe, las bebidas alcohólicas se han arraigado tanto a la cultura regional, que podría convertirse en un problema mayúsculo para la salud de los consumidores.

Maristela Monteiro, asesora en abuso de sustancias y alcohol de la Organización Mundial de la Salud, dijo que en América Latina las personas toman una media de 8.4 litros de alcohol en el año, dos litros más que en el promedio en el resto del mundo.

En la región latinoamericana, los países que más beben son Chile, con una media de 9.6 litros por habitante, Argentina (9.3 litros por habitante) y Venezuela (8.9 litros por persona).

Otros países en los primeros lugares por consumir alcohol, son Paraguay (8.8 litros), Brasil (8.7), Uruguay (7.6), Ecuador (7.2), México (7.2) y Colombia (6.2). El estudio revela además que en Centroamérica es donde menos toman trago, teniendo en cuenta la lista general. En Nicaragua  el promedio está en 5 litros por persona al año, Honduras (4), Guatemala (3,8) y El Salvador con 3.2 litros.

Monteiro explica que el aumento se debe al “desarrollo económico” en la región, que, impulsado por los “nuevos valores importados de la globalización, está haciendo que el consumo excesivo y abrupto sea una tendencia”.

También ‘da crédito’ a las empresas fabricadoras de alcohol y ‘culpa’ a los gobiernos de la región. “Se han mejorado las cadenas de distribución, hay más establecimientos y oferta y tampoco es desdeñable la presión que la industria sabe ejercer sobre los gobiernos para que los precios del alcohol estén bajos y no haya regulaciones”, dijo la asesora.

Entre las bebidas más populares se encuentran la cerveza, el vodka, whisky y el vino.
Entre las bebidas más populares se encuentran la cerveza, el vodka, whisky y el vino.

El informe además reveló que durante el 2012, cerca de 300.000 muertes al año relacionadas con el alcohol. Además, al menos 200 enfermedades y tipos de cáncer se presentan en el cuerpo por culpa del exceso de la bebida.