Un estudio realizado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA) declaró que la popular crema de cacao

Nutella posee ingredientes cancerígenos generados por el aceite de palma, con el que se elabora este producto.
Nutella posee ingredientes cancerígenos generados por el aceite de palma, con el que se elabora este producto.

Este aceite es utilizado para dar textura suave y prolongar la vida útil de Nutella. Luego de que el estudio fuera divulgado por la OMS se registró una baja en las ventas del fabricante Ferrero, por lo que se puso en marcha una campaña publicitaria por televisión, insistiendo que ellos utilizan el aceite de palma en una forma no peligrosa.

“Para hacer Nutella sin aceite de palma tendríamos que reemplazarlo con un sustituto inferior al producto real, y eso dañaría su calidad”, dijo el gerente de compras de Ferrero, Vincenzo Tapella a The Daily Mail.

Este anuncio de televisión fue emitido en Italia durante el último trimestre del 2016 y generó críticas de políticos, quienes exigen que el aceite de palma sea prohibido en su elaboración.

¿Cuándo es peligroso el aceite de palma?

Según un informe detallado de la EFSA, publicado en mayo del 2016, se reveló que el aceite de palma es más peligroso que otros aceites vegetales cuando se refina a temperaturas superiores a 200 grados Celsius. Las altas temperaturas se utilizan para eliminar el color rojo natural del aceite de palma y neutralizar su olor. Este proceso, sin embargo, hace que se formen contaminantes llamados ésteres de ácidos grasos de glicidilo (o GE).

Cuando se digiere GE existe el riesgo de liberar glicidol, un compuesto relacionado a la formación de tumores.

Los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos han señalado que la exposición oral al glicidol ha causado tumores en muchos sitios de tejidos diferentes en ratones de laboratorio y ratas de laboratorio.

Por debajo de los 200 C

Ferrero, en su defensa, afirmó que utiliza un proceso industrial que combina una temperatura justa por debajo de los 200C y en baja presión para minimizar los contaminantes.

El proceso toma más tiempo y cuesta un 20% más que el refinado a alta temperatura, dijo una fuente Ferrero a Reuters. Este proceso les permite poner los niveles de GE tan bajos que los instrumentos científicos tienen dificultades para localizar el producto químico.