Políticos de larga trayectoria, dirigentes de partidos, un diplomático de carrera, una presentadora de radio y televisión, un militar en servicio pasivo y profesionales noveles en esta campaña son algunas de las características que identifican a los once candidatos que lideran las listas, en los comicios 2017, para parlamentarios andinos.

Esta organización fue creada el 25 de octubre de 1979. La sede oficial está en Colombia y es parte del Sistema Andino de Integración (SAI) que articula órganos e instituciones creados en el marco de la integración subregional andina, como la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

Tiene cinco parlamentarios representantes de cada país miembro: Bolivia, Ecuador, Perú, Colombia y Chile, este último miembro pleno a partir de 2015. Según el artículo 43 del Acuerdo de Cartagena, entre sus atribuciones están el de promocionar el proceso de integración subregional andina, presentar proyectos de normas comunitarias ante el Consejo Andino de Ministerios de Relaciones Exteriores. Además de formular recomendaciones, decisiones, declaraciones, resoluciones, pero no son de carácter vinculante, es decir no son de cumplimiento obligatorio.

En Ecuador, desde 2003 los parlamentarios andinos se eligen por voto popular. En la lista de los once candidatos hay políticos que postulan por segunda vez como Wilson Sánchez que va en primer puesto. En el 2006 ganó por el Prian y ocupó la presidencia del Parlamento Andino de Ecuador.

Otro político con experiencia es el coronel en servicio pasivo Fausto Cobo, asambleísta nacional en el 2012 por Sociedad Patriótica, periodo en el que fue designado como Parlamentario Latinoamericano. Desde hace tres años es parte de Compromiso Ecuador que está en alianza con CREO-SUMA.

También figura Lourdes Tibán, en representación por la coalición Acuerdo Nacional por el Cambio. Es abogada, líder indígena y exasambleísta nacional por Pachakutik.

El ‘cabeza’ de lista por Sociedad Patriótica (SP) es Edwin Johnson, un diplomático con más de 40 años de servicio.

Hay candidatos que tienen militancia política como Luis Muñoz, fundador del partido Avanza; y, Luis Ernesto Gallo, militante desde el 2005 del movimiento Concertación.

Entre los noveles en la carrera política están Patricia Terán, con 30 años de experiencia como comunicadora en radio y televisión. Lidera la nómina del Partido Social Cristiano; mientras que Diana Vásconez va por Fuerza Compromiso Social.

Pedro de la Cruz, parlamentario andino, destaca que en este organismo se ejerce una diplomacia parlamentaria, pero también se trabaja en el marco normativo y en la fiscalización de las instituciones.

Un limitante, reconoce, es que las resoluciones no son vinculantes, a pesar de tener debates, discusiones y aprobaciones. Son solo sugerencias y exhortaciones a los países, en el tema del marco normativo, mas no en el de fiscalización, dice.

Un ejemplo, menciona, es el llamado de la atención al Consejo Superior de la Universidad Andina Simón Bolívar (UASB, organismo subsidiario creado por el Parlamento Andino), para que cumplan con la normativa ecuatoriana y la andina.

En noviembre del 2015 el Parlamento Andino desconoció la designación de César Montaño como rector de la UASB y destituyó en diciembre del mismo año al Consejo Superior de esta institución por ratificar ese nombramiento.

En los últimos años este organismo ha generado críticas sobre su utilidad, gastos y representación. En 2013 en la XXXVII reunión del Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores se propuso “la fusión por absorción del Parlamento Andino con el Parlamento Sudamericano”.

De la Cruz, presidente del Parlamento Andino 2013-2014, explica que los cancilleres buscaban la posibilidad de que el Parlamento Andino salga del SAI y pase al Parlamento de la Unasur, pero este aún no se ha institucionalizado.

Carlos Estarellas Velásquez, catedrático de Derecho Internacional de la Universidad Católica de Guayaquil, señala que sería un error desaparecer el Parlamento Andino, más bien lo que se debería hacer es fortalecerlo. “Las leyes de los países que conforman la CAN son muy similares, es fácil legislar y el Parlamento Andino podría ayudar, han sido los estados que conforman la Comunidad Andina que están fallando al no darle mayor función a los parlamentarios andinos”, señala.

Según Estarellas, quienes integren este organismo deberían tener conocimientos sobre derecho internacional y derecho de integración.