El legislador del partido Republicano Steve Scalise resultó herido este miércoles, así como varios funcionarios del Congreso estadounidense, en un tiroteo en Alexandria, Virginia, en la afueras de Washington, poco antes de un juego de béisbol entre congresistas.

Un hombre armado abrió fuego el miércoles contra miembros republicanos del Congreso de Estados Unidos durante una práctica de béisbol cerca de Washington, e hirió a varias personas, entre ellas al prominente congresista Steve Scalise, antes de ser detenido, dijeron testigos y policía.

Cinco personas fueron llevadas en ambulancias desde el lugar, en Alexandria, en estado de Virginia, dijo el jefe de policía Michael Brown, a periodistas. Dos de los heridos eran policías del Capitolio que estaban en el lugar, dijeron testigos.

El despacho de Scalise dijo que el representante se encontraba estable y que estaba siendo sometido a una cirugía. El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó en Twitter que el legislador republicano fue “herido de gravedad pero se recuperará por completo”.

La posición de Scalise, que coordina a los republicanos en la Cámara de Representantes, lo convierte en una de las figuras más prominentes del Congreso estadounidense. Es representante por Luisiana.

En un relato dramático, el congresista Mo Brooks dijo  que el atacante tenía un rifle y parecía ser un hombre de raza blanca.

Brooks dijo que vio al hombre sólo un momento y que disparaba desde una valla detrás de la tercera base del campo en el que el grupo de congresistas celebraba un entrenamiento matutino.

“Se debieron disparar entre 50 y 100 tiros”, dijo. “Oí gritar a Steve Scalise cerca de la segunda base. Recibió un disparo”, dijo Brooks, añadiendo que ayudó a realizar un torniquete con su cinturón a un empleado que recibió un disparo en la pierna.

“Un miembro de seguridad devolvió el fuego, pero era nuestra pistola contra el rifle del tirador”, dijo Brooks. “La única arma que tenía era un bate de béisbol”, dijo.

El senador republicano Jeff Flake dijo  que Scalise recibió un disparo en la cadera izquierda. Flake afirmó que el atacante fue abatido a tiros

El presidente Donald Trump dijo que Scalise, a quien llamó “un verdadero amigo y un patriota”, había sido “gravemente herido” en el episodio, aunque señaló que se recuperaría plenamente, según escribió en su cuenta de Twitter.

Poco antes, en una nota oficial, Trump había expresado su “profunda tristeza por esta tragedia”. Un equipo especializado mantenía al presidente constantemente informado sobre lo ocurrido, de acuerdo con la Casa Blanca.

El senador republicano Jeff Flake, quien también se encontraba en el terreno preparándose para participar del juego, por lo menos 50 disparos fueron efectuados en el tiroteo. Agregó que el sospechoso aparentaba entre 40 y 50 años, y vestía unos pantalones jeans y una camiseta blanca.

Flake dijo estar seguro de que la acción fue preparada. “Las personas saben que era la práctica del equipo de los legisladores republicanos. Era posible ver el aparato de seguridad” en los alrededores. Por ello, aseguró, el hombre que efectuó los disparos “sabía quienes éramos. Él vino buscando a funcionarios electos y congresistas” para tomarlos como blancos.

Todas las escuelas de la región de Alexandria fueron puestas en alerta máxima al conocerse la noticia del tiroteo. “Las escuelas públicas están trancadas, pero las clases siguen normalmente. Nadie está autorizado a entrar o salir de las escuelas”, informó la secretaría de Educación de Alexandria.