Una fuerte tormenta invernal cubrió de nieve el noreste de Estados Unidos el jueves, entorpeciendo el tránsito y asombrando a los residentes, que apenas el día anterior habían disfrutado de temperaturas primaverales.

Las vías estaban cubiertas de hielo y nieve, complicando la vida de la gente que trataba de llegar a sus lugares de trabajo, mientras los expertos advertían que probablemente será la peor tormenta acaecida hasta el momento en este invierno inusualmente templado.

Cerraron las escuelas en Albany, Nueva York, Filadelfia y Boston. Se reportaron numerosos accidentes y más de 3.000 vuelos fueron cancelados.

El Servicio Meteorológico Nacional pronosticó que caerán entre 30 y 45 centímetros (entre 12 y 18 pulgadas) de nieve en las zonas de Boston y Maine y emitió una alerta para toda Long Island.

Se calcula que en la ciudad de Nueva York caerán entre 20 y 30 centímetros (entre 8 y 12 pulgadas) de nieve y en Filadelfia entre 10 y 20 centímetros (entre 4 y 8 pulgadas). Es probable que la visibilidad en las vías sea cero pues la nieve caerá a un ritmo de entre 5 y 10 centímetros por hora (entre 2 y 4 pulgadas).

Como precaución, muchas aerolíneas cancelaron vuelos. El sitio web FlightAware.com reportó que 3.323 vuelos programados entre miércoles y viernes fueron cancelados. De esos, 2.700 eran para el jueves.

Las autoridades pidieron a la ciudadanía tomar las precauciones del caso ante la posibilidad de intensas ráfagas de viento, inundaciones en zonas costeras e incluso apagones.

Massachusetts instaló un búnker donde las autoridades vigilarán la situación y desde allí el gobernador Charlie Baker emitirá partes actualizados. Baker imploró a los habitantes a mantenerse alejados de las vías y a permitir el paso de los camiones removedores de nieve.

Se calcula que el este de Long Island soportará 40 centímetros (16 pulgadas) de nieve y que sufrirá apagones. “Las vías están en muy malas condiciones, están cubiertas de nieve y hielo”, informó el jefe policial del condado Suffolk Tim Sini. Estimó que estaban cayendo unos 5 centímetros (2 pulgadas) de nieve por hora y que ese paso iría aumentando durante el día.

El alcalde de Nueva York Bill de Blasio exhortó a la ciudadanía a quedarse en casa dentro de lo posible.