El contagioso reguetón “Despacito”de los puertorriqueños Luis Fonsi y Daddy Yankee, aspiraba a convertirse en la primera canción en español en ganar un Grammy.

Shakira, Residente y Rubén Blades, conquistaron este domingo 28 de enero del 2018 Grammys por sus trabajos, pero el hit viral Despacito se fue con las manos vacías.
El contagioso reguetón  “Despacito”, de los puertorriqueños Luis Fonsi y Daddy Yankee, aspiraba a convertirse en la primera canción en español en ganar un Grammy a la mejor canción o mejor grabación, algo inédito, pero el artista funky Bruno Mars, obtuvo seis premios y le arrebató ambas nominaciones .
‘El Dorado’ de Shakira, que se llevó el premio al mejor álbum pop latino. La colombiana no viajó a Nueva York a recibir su premio, pero agradeció a sus fans en su cuenta Twitter. Entre el reguetón, la bachata y el pop con toques de electrónica, ‘El Dorado’ , su noveno álbum de estudio, también había conquistado el Grammy Latino al mejor álbum vocal pop contemporáneo. Shakira, una de las cantantes latinas más famosas, ya había ganado dos Grammy en 2000 y 2005.
Una gira por el ADN, álbum de debut como solista de Residente, ganó el Grammy al mejor álbum de rock, urbano o alternativo latino. ‘Residente’ está inspirado en el estudio de su genoma y fue grabado durante una extensa aventura de dos años por 10 lugares del mundo, con músicos de Nueva York, Burkina Faso, Níger, Siberia, China o Francia.
Al momento de recibir el premio, Residente cuyo nombre es René Pérez, agradeció la distinción y pidió prestar menos atención a los números de ventas, en YouTube o plataformas de streaming y enfocarse en el alma de la música. “Lo que está pasando en la industria de la música apesta mucho, todo el mundo prestando atención a los números (…) así que dedico este Grammy a la gente que cree en el arte (…) y no le importa el dinero, las ventas”, dijo Residente a la prensa, gramófono de oro en mano.