La deuda total de Venezuela con la República Popular China es de 13,7 millardos de dólares por los convenios suscritos con esta nación a través del Fondo Binacional y el Fondo Pesado.

Si se divide el monto total de lo que se le debe al país asiático entre la población venezolana -calculada en 30 millones de habitantes aproximadamente- se obtiene que la deuda per cápita es de 456,6 dólares.

La firma Torino Capital LLC calcula que China le ha prestado al país 50,3 millardos de dólares por medio de los acuerdos firmados desde el año 2008. “Venezuela ha repagado 41,5 millardos de dólares de estos créditos a través del envío de petróleo a esa nación”, informó.

Es importante recordar que a medida que el precio del barril cae, se deben enviar más barriles para cubrir la cuota mínima que paguen los préstamos e intereses.

A principios del año 2016 se calculaba que el total que se debía a la nación asiática era de 10,6 millardos de dólares en capital de los 20,3 millardos de dólares a diez años que componen el único préstamo hecho a través del Fondo Binacional. Estos recursos fueron desembolsados en los años 2010 y 2011.

Además de esto, existe una línea de crédito por 9 millardos de dólares que –según el gobierno venezolano- podría ser renegociada. “Aunque las autoridades no han dado detalles de esta nueva inversión, pareciera probable que una importante fracción podría estar comprometida con la refinería Jie Yang. De ser así, esto tiene un impacto limitado en lo que corresponde a poder cubrir las necesidades de financiamiento externo de Venezuela”.

El 18 de noviembre de 2016 Petróleos de Venezuela firmó un acuerdo con la China National Petroleum Corporation (CNPC), cuyo objetivo es tratar de financiar el acrecentamiento de la producción de crudo y refinación a través de una alianza estratégica. Este convenio incluye la inversión en tres proyectos en Venezuela en los cuales China tiene una minoría accionaria (Sinovensa, Petrozumano y Petrourica). Asimismo, parte del proyecto incluye la construcción de la refinería Jie Yang en China, de la que Venezuela poseería 40% de las acciones.

El monto total acordado para financiamiento es de 2,2 millardos de dólares de los 9 millardos de dólares que corresponden a la línea de crédito que tiene con China, según explicó el presidente, Nicolás Maduro. “El propósito de este proyecto es levantar la producción de Sinovensa, Petrourica y Petrozumano. Estas alianzas estratégicas se han retrasado y han sistemáticamente perdido producción en los últimos años”.

Torino se refiere a la manera como la petrolera estatal ha estado llevando a cabo las firmas de distintos acuerdos, pero también cómo el manejo gerencial de la empresa ha sido muy distinto al de cualquier otra compañía petrolera mundial. Por tanto, el análisis de sus cifras y de la organización de sus finanzas a veces resulta muy difícil de hacerles seguimiento e incluso de interpretar.

Destaca que por más de una década Pdvsa ha estado manejada como una agencia del gobierno más que como una empresa independiente. Por consiguiente, los problemas de presupuesto no son por la compañía en sí, sino por el sector público consolidado. “Lo que es más, el análisis del flujo de caja de la empresa puede ser un campo minado en un país donde el gobierno utiliza la multiplicidad de arreglos basados en las relaciones que tenga con otras entidades como con el sector público”.